“LA VERDAD DEL DETECTOR DE MENTIRAS”

LA VERDAD DEL DETECTOR DE MENTIRAS

Parte 1

Validez de la Evaluación Poligráfica

M. en C. Ivan Cruz 

(click aquí para ver información acerca del autor)

Introducción

El polígrafo, comúnmente llamado “Detector de Mentiras”, tiene casi 100 años de haber sido inventado, sin embargo, hasta ahora, no son del todo claros sus alcances ni limitaciones, y en repetidas ocasiones su uso se ha polemizado.

El presente blog “La Verdad del Detector de Mentiras”, será compartido en tres artículos, Parte 1: “Validez de la Evaluación Poligráfica”, Parte 2: “El Detector de Mentiras No Éxiste”, y Parte 3: “El Polígrafo Favorece la Toma de Decisiones Justas y Eficientes”, las cuales en su conjunto además de describir, divulgar o invitar a la reflexión acerca de qué mide o qué no mide el polígrafo, busca dar a conocer de forma clara sus alcances y clarificar sus límites, para evitar su uso inadecuado,  así como promover se aproveche su gran potencial.

“La Verdad del Detector de Mentiras”, es un blog está dirigido al público en general, todo aquel que desee conocer más acerca de la poligrafia, ya sea para hacer un uso informado de esta herramienta, hacer carrera o profundizar en ésta área del conocimiento, o por simple curiosidad. Del mismo modo, se invita a los profesionales en poligrafía, a fomentar las prácticas con fundamento científico, promoviendo el permamente aprendizaje y la continua investigación.

 

Validez de la Evaluación Poligráfica

En décadas pasadas la práctica poligráfica estaba sujeta a presunciones teóricas, basadas en hipótesis no comprobadas y experiencias aisladas, que eran difundidas mediante un adoctronamiento dogmático y la reproducción de prácticas carentes de fundamento científico. En los últimos años, gracias a los avances de la ciencia y la tecnología, en pleno auge de la era de la información, así como ha sucedido en diversas áreas del conocimiento, teorías que antes se consideraban irrefutables, son ahora cuestionadas, y la práctica poligráfica se ha visto sometida a la constante crítica, lo que ha llevado a desacreditar algunas hipótesis y tornar obsoletas ciertas prácticas. Por otra parte, han habido grandes avances en esta materia, se ha logrado dilucidar algunos de los principios que subyacen su práctica lo que ha contribuido a que la poligrafía esté tomando mayor importancia en todo el mundo y su uso sea cada vez más común, muestra de ello es que las evaluaciones poligráficas forman parte crítica en el Modelo Nacional de Evaluación y Control de Confianza de la República Mexicana, o que en las en investigaciones criminales en Japon se haga uso extensivo de la técnica poligráfica GKT, o que la prueba poligráfica denominada PCSOT, sea utilizada como evidencia ante un juzgado para privar de la libertad a una persona en los Estados Unidos de America, por mencionar algunos ejemplos.

Una pregunta casi obligada, acerca del polígrafo es: ¿Cuál es su validez?, ésta pregunta puede ser entendida como si el polígrafo es una herramienta fiable para detectar mentiras, así como si será útil o no para lograr una mejor decisión (por ejemplo, ante una investigación), lo que adelanto, son dos preguntas cuya respuesta difiere. La validez, en términos amplios, se refiere el grado de exactitud en que una prueba mide el constructo teórico que se pretende analizar, en este caso engaño, y si se puede utilizar para el fin previsto, en este caso, una mejor toma de decisiones (ante un incidente como un robo, un proceso de selección de personal, validar la confiabilidad de los empleados, por mencionar algunos ejemplos).

Siendo más específicos, existen varios tipos de validez, entre ellas la de constructo, que se refiere al grado en que un instrumento mide la variable, que pretende analizar, de esta forma la validez de constructo responde a la pregunta ¿qué mide la prueba poligráfica?, lo que será profundizado en la Parte 2 de éste blog “La Verdad del Detector de Mentiras”, con el artículo subtitulado “El Detector de Mentiras no existe”, y por otra parte, la validez de criterio, la cual se refiere a que tan eficaz es un instrumento para determinar la presencia o ausencia de una variable de interés, en otras palabras, la validez de criterio responde a la pregunta ¿El polígrafo es útil para determinar lo que dice medir?, lo que será respondido en la parte 3 y última de éste blog, con el artículo que será subtitulado  “El Poligrafo Favorece la Toma de Decisiones Justas y Eficientes”.

La evaluación poligráfica, brinda un resultado categórico de la veracidad o falta de veracidad de un examinado con respecto a uno o varios asuntos de interés sometidos a valoración. La “mentira” o como le llamaremos más adelante, el “engaño”, son conceptos “amorfos” e “intangibles”, los cuales no se pueden observar o medir, de manera, que resulta infactible hacer una “medición de mentira”. Lo anterior nos habla de una limitación que aplica no únicamente a la prueba poligráfica, si no a cualquier tipo de prueba, pues mientras la medición se refiere a la asignación de números a las propiedades de las cosas, en las pruebas el resultado estará determinado por la medición de variables correlacionadas con el asunto de interés y no la observación del asunto de interés por sí mismo, es decir, poniendo un ejemplo, una prueba de embarazo, no determina si una mujer está embarazada mediante la observación directa de un cigoto o un feto, sino mediante la medición de hormonas correlacionadas con el embarazo, como lo es la gonadotropina, lo que implica, por definición, que el resultado de toda prueba viene acompañado de una probabilidad de error. De esta forma, ya sea la prueba de embarazo, una prueba toxicológica o incluso la prueba de ADN, no brindan nunca y ninguna de ellas, resultados deterministas, debido entre otras razones, a que su resultado no parte de la observación directa de variables del asunto de interés.

Con el dicho preámbulo y sabiendo que el poligrafo, es una prueba la cual por definición, como cualquier otra prueba (incluyendo la de ADN) no es determinante ni tiene precisión perfecta, pues no mide la mentira, siendo éste un concepto intangible, surge entonces la pregunta de ¿qué mide la evaluación poligráfica?, a lo que darémos respuesta en la parte 2 de este blog “La Verdad del Detector de Mentiras: El Detector de Mentiras no Existe”.

1 thought on ““LA VERDAD DEL DETECTOR DE MENTIRAS””

  1. interesante el artículo, estaré a la expectativa de la parte 2. Información muy útil y práctica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *